Home » Finanzas » El ahorro, clave para lograr nuestras metas

El ahorro, clave para lograr nuestras metas


Las metas hacen que nos esforcemos, nos motivan a trabajar, a estudiar, e incluso, a hacer algunos sacrificios. Para conseguir metas es importante trazar una estrategia que indique un camino a seguir y nos ayude a prevenir dificultades.


Planear es fundamental para alcanzar cualquier objetivo. Establecer una estrategia te permitirá identificar los pasos a seguir: escribe la meta, ¿en cuánto tiempo planeas cumplirla?, ¿qué cosas tienes a tu favor para cumplir la meta? (dinero, tiempo disponible, apoyo de alguien), ¿qué cosas tienes en tu contra? (falta de dinero, falta de tiempo, falta de apoyo).


La estrategia que utilicemos dependerá del tipo de meta que hayamos establecido. Si nuestra meta es de tipo material (obtener un bien o servicio), una herramienta útil para conseguirla es el ahorro. Haz un diagnóstico de tu situación…


Todos ahorramos de manera distinta de acuerdo a nuestra situación particular. Reflexiona: ¿tú, qué haces para ahorrar? Contesta el siguiente cuestionario y haz un análisis de tu situación.


Encierra en un círculo la letra de la opción (a, b, c) con la que más te identifiques, sólo puedes elegir una opción por pregunta. Al final, revisa en qué categoría quedaste y te darás cuenta si realmente estás ahorrando o sólo guardas lo que te sobra.


1. A la semana, a la quincena o al mes yo:


a) Guardo una cantidad fija de dinero (siempre la misma).


b) Guardo el dinero que me sobra después de todos mis gastos.


c) No alcanzo a guardar nada de dinero.


2. Estoy ahorrando para:


a) Una emergencia y/o algo que pienso comprar.


b) Lo que se ofrezca, ahorro nada más para no gastarme todo el dinero.


c) No ahorro para nada. Si necesito dinero vendo algo o pido un préstamo.


3. Para mejorar mi ahorro he pensado en:


a) Nada en especial, creo que mi ahorro está bien planeado y me ayuda lo suficiente.


b) Planearlo mejor, hacer algo distinto para dejar de guardar sólo lo que me sobra.


c) Buscarme otro trabajo o pedir un aumento, ahora sí necesito empezar a guardar algo.


Si la mayoría de tus respuestas fueron la letra “A”: ¡Felicidades! eres un buen ahorrador Comprendes que el ahorro requiere de “decisión, organización y constancia”. Tienes metas definidas, le has dado la debida importancia a tu ahorro, has establecido una meta fija y has sido disciplinado al ejecutar tu estrategia. Es muy probable que logres tus objetivos y puedas enfrentar positivamente las emergencias.


Si la mayoría de tus respuestas fueron la letra “B”: tu ahorro es limitado y puedes mejorar


Sabes que necesitas tener un dinerito guardado para los imprevistos y eso está muy bien, pero recuerda que la planeación es la base del ahorro. Tal vez ahorrar se te dificulte porque no sabes cómo organizarte, recuerda que nunca es tarde para empezar a ahorrar y entre más temprano inicies, mejor.


Si la mayoría de tus respuestas fueron la letra “C”: te hace falta planear y materializar tu ahorro


Es muy probable que no ahorres todavía. El ahorro te permitirá alcanzar metas de consumo que no podrías adquirir de forma inmediata. Además, tener dinero ahorrado hace más fácil enfrentar imprevistos sin causar desequilibrios en tus finanzas personales.


Para adquirir el hábito del ahorro y cumplir tus metas sólo necesitas decisión, organización y constancia.


via | razon.com




Artículos relacionados:

Dejar un Comentario

Un sitio de ONLIC